Infomañana
Provincia Santa Fe

Cumbre con Macri: no va Lifschitz pero envía a algún representante

 

La reunión es este martes. El gobernador de Santa Fe ratificó su viaje a Estados Unidos. Tampoco asistirá el vice, Carlos Fascendini, por cuestiones médicas. En su defecto, asistiría algún ministro. Lecturas de desaire en la Casa Rosada.

El gobernador de Santa Fe decidió no modificar su agenda pese a la convocatoria presidencial para intentar cerrar mañana el proyecto de presupuesto nacional 2019. Miguel Lifschitz tenía previsto viajar esta semana a California (Estados Unidos) para participar de una cumbre medioambiental, y a pesar de la invitación de Mauricio Macri, ratificó su itinerario original.

El presidente de la Nación espera reunir este martes a todos los mandatarios provinciales para exponer la letra final del presupuesto que deberá ingresar la semana que viene al Congreso. Por el tema mantuvieron varias reuniones durante los últimos días ministros provinciales con funcionarios de la Nación. Precisamente después del último encuentro entre el ministro de Interior, Rogelio Frigerio; y los titulares de las carteras económicas de las 24 provincias, Lifschitz se mostró particularmente duro. Dijo que el gobierno central “persistía” en su idea de recortar partidas a las provincias, y advertía públicamente que no quería ser “un socio del ajuste”. En esa misma ronda de prensa, consultado sobre si asistiría a la reunión con el presidente, Lifschitz supeditó la asistencia a cómo evolucionaran las conversaciones con Nación y “entre los propios gobernadores”. Después se supo que el mandatario provincial ratificaba su viaje a Estados Unidos, actividad que lo mantendrá fuera del país durante los próximos días.

La provincia estará, de todos modos, representada en la reunión con Macri. En primera instancia se dijo que concurriría el vicegobernador. Pero el propio Carlos Fascendini, quien estuvo este fin de semana participando de la Fiesta de la Agricultura de la ciudad de Esperanza, aclaró a El Litoral que no lo haría por consultas médicas ya asumidas. Entonces, se hizo saber desde la Casa Gris que la provincia estaría representada por alguno de sus ministros: el de Gobierno, Pablo Farías, o el de Economía, Gonzalo Saglione.

Lecturas

Aun cuando Santa Fe esté representada por algún ministro, desde la Casa Rosada se deslizaron lecturas que dan cuenta de que la ausencia de Lifschitz no pasaría desapercibida para el gobierno central. Voceros de Cambiemos consideraron que en este contexto económico es necesario “dar un gesto desde la política hacia la sociedad”, y advirtieron que “aquellos dirigentes que pongan intereses personales por sobre el interés del país y los argentinos, van a quedar muy expuestos”. Sobre esa base, interpretaron que en el faltazo de Miguel Lifschitz hay una “especulación electoral” para intentar “instalar su candidatura presidencial”.

El propio José Corral dijo esta mañana que “es muy importante que cada argentino haga lo que está a su alcance para ayudar en esta emergencia que tiene el país. Todos deberían responder a la convocatoria del presidente para discutir y dar su mirada, pero también para poner el hombro -alertó-. La decisión política es lo importante en el fondo. Debe haber una actitud de ayudar y ser parte de la solución; no quedarse al costado mirando como si fuéramos espectadores. Lamentaría mucho si Santa Fe no está presente en la reunión”, opinó.

La reunión

Macri recibirá este martes en la Casa Rosada a los gobernadores para intentar avanzar en el presupuesto nacional 2019. Ya adelantó que no acompañará el proyecto el mandatario de San Luis, Alberto Rodríguez Saá.

Con la convocatoria, el presidente pretende conseguir un fuerte respaldo político que le permita encarar con mayor tranquilidad la última parte del año, tras la turbulenta corrida cambiaria iniciada en abril pasado y que llevó al dólar hasta un máximo de 40 pesos. Sin embargo, ese aval no parece estar cerrado, más allá de la voluntad de aceptación demostrada por algunos mandatarios provinciales.

“Vamos a tener presupuesto, aunque faltan ajustar algunos detalles”, destacó Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro, quien adelantó que “la gran mayoría” de los jefes provinciales está “trabajando para que la Argentina tenga una ley de proyección de gastos para el año próximo”.

“No estamos en una situación de aprietes -sostuvo-, o de cosas no deseadas, sino en un momento de discusión que tendrá su resultado. Hay un buen ámbito para empezar el debate con las autoridades nacionales, pero cada provincia tiene su relación particular con la Nación”, admitió.

Por su parte, Rodríguez Saá adelantó que si el proyecto de ley “‘es verdaderamente horripilante y no hay otra forma”, lo rechazará.

“El presidente nos ha convocado a una reunión. Creo que está instalado que los gobernadores iremos a avalar el presupuesto y que ya sale. No es así. Lo que haremos es, por primera vez, informarnos sobre cómo es el presupuesto. Supongo que nos entregarán el proyecto en la mano para estudiarlo. Después de que nos vayamos, los estudiaremos y, seguramente propondremos modificaciones. Porque, ¿quién quiere votar el presupuesto del FMI? Yo no”, aseveró.

En las últimas horas, la Nación decidió dar marcha atrás con la decisión de eliminar la tarifa social en materia energética, que había generado un fuerte malestar en los gobernadores. Con la retracción, la Casa Rosada intentó tener un gesto para distender los ánimos antes de la cumbre de este martes.

 

editellitoral

Comentarios Facebook

Related posts

TABORDA: “ESTE GOBIERNO NO TOMÓ UNA SOLA MEDIDA QUE NO CONSPIRARA CONTRA LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL”

4ViasSs

Bullrich y Pullaro recorrerán las zonas de los ataques al Poder Judicial en Rosario

4ViasSs

Duros conceptos de Lifschitz contra la Casa Rosada

4ViasSs